Relajar los aductores

Algo importante para volver a resaltar es que no habría que discriminar a absolutamente nadie por su elección sexual, sea heterosexual, homo o bien bisexual ni apuntar terapias correctivas para cambiar la elección sexual.